Generar una marca personal sanitaria en internet

¿Porqué definir tu marca personal sanitaria en internet?

La principal duda de los sanitarios al acercarse a internet ¿Para qué necesito yo crear una marca personal en internet? ¿Por Libertad y rentabilidad?

Cada vez que algún compañero se entera del alcance de mi proyecto en internet, suele plantearme la misma cuestión. ¿Para qué?

Y la respuesta es simple. Si eres un sanitario empleado, posiblemente tus quejas y estado de quemazón interna con tu trabajo han ido en aumento en los últimos años. Estarás seguramente convencido de que no te dejan hacer tu trabajo lo bien que serías capaz de hacerlo si fueses libre.

Por otro lado, puede que objetivamente estés mal pagado, o que simplemente, como todos, aspiras a vivir mejor de tu trabajo.

Pues generar una marca personal en internet puede ser la respuesta a ambas situaciones.

Una de las posibilidades que tienen las profesiones sanitarias es trabajar de forma libre. En la mayoría de los casos es además compatible con tu actividad como empleado.

Pero cuando muchos sanitarios se lo plantean, dudan: ¿Y si hago una inversión importante y no obtengo la respuesta que espero? Es una duda más que razonable. De hecho, si te lanzas sin más es muy probable que acabes con una deuda importante a la espalda que te quite las ganas (y las posibilidades) de intentarlo de nuevo.

Desarrollar una marca personal sanitaria en internet te da varias ventajas:

  1. Te expone como profesional a la crítica. Lo que permite que si estás abierto a ella depures tu marca personal antes de lanzar tu proyecto. Podrás detectar las tendencias en tu campo, informarte de ellas y adaptarte a las que sean compatibles con tu idea de ejercicio profesional.
  2. Podrás darte a conocer como profesional antes de lanzar el proyecto. Esto te permite no pasar los primeros meses mirando la ventana mientras pagas infraestructura y personal (si los tienes).
  3. Saber antes de lanzar el proyecto la aceptación que tu marca genera en tu área de influencia geográfica. Si tienes una web y redes sociales puedes obtener información sobre el origen de tus lectores y seguidores. Hay estrategias para desarrollar esto a nivel local o global, según te interese.
  4. Dimensionar tu servicio en función de la aceptación que genera tu marca personal. No es lo mismo tener claro que puedes llenar una consulta todos los días que plantearte que tal vez vas a tener que empezar con un sólo día por semana y ver que tal. Si la opción es la primera posiblemente te resulte más rentable montar tu propia consulta. Mientras que si es la segunda lo prudente sería alquilar una consulta en una policlínica.
  5. Distinguirte por calidad: Suele decirse que hay tres formas de vender, ser el mejor, ser el más barato, ser diferente. Te puedo asegurar que lo más realista es ser diferente. Ser el mejor para todos es imposible. Ser el más barato es la mejor forma de perder ganando. Ser diferente es una estrategia que necesita difusión. Hace unos años eso significaba pagar publicidad o esperar a que el boca a boca hiciese su trabajo (horas de mirar ventana). Hoy en día, gracias a internet, en lugar de mirar la ventana puedes estar generando contenidos en internet que den a conocer el tipo de profesional que eres, y cómo entiendes la calidad en tu especialidad. Si consigues la suficiente visibilidad eso te permite que mucha gente sepa que existes. No serás el mejor para todos. Porque hay distintas formas de enfocar la salud. Pero con que haya un número suficiente de la gente que conozca a través de internet que se identifique con tu forma de hacer sanidad, tu proyecto será viable.

¿Cómo desarrollar una marca personal sanitaria?

Ahí tengo que serte sincero. Cuesta esfuerzo. Dependiendo del alcance que quieras obtener será mayor o menor. Es más fácil convertirse en referente local de una especialidad cuanto más pequeña es una población y menos competencia hay. Pero para definir bien una marca personal de forma que transmita calidad y confianza hay que trabajarlo, y hacer además que sea una rutina a mantener en paralelo a tu actividad profesional.

Es rentable hacerlo, porque eso te permite llenar tu agenda y hacerlo sin recurrir a precios bajos. Y llegado el caso te permite hacer crecer tu proyecto más allá de lo que puedes hacer sólo.

Pero la realidad es que la mayoría de los profesionales sanitarios nos hemos formado para atender pacientes y nada más. Es lógico, se nos ha formado para ser sanitarios empleados. Habría que averiguar por qué. Tal vez porque no interesa formar profesionales que hagan la competencia (teoría de la conspiración) o tal vez (más probable) porque las personas que te han formado como sanitario son a su vez empleados y no ven la necesidad de un planteamiento alternativo.

La cuestión es que tú no te convertiste en sanitario de un día para otro, ni menos aún adquiriste la práctica suficiente para aplicar lo aprendido día a día en unas semanas.

Por eso desde eSalud Knowmada nos hemos planteado que para dar la oportunidad a profesionales sanitarios de crear y gestionar por sí mismos su marca personal no es realista un manual, ni un taller de una tarde. Y nos hemos embarcado en ofrecer un curso práctico de 8 meses de duración, “Knowmadas de la Salud”, en el que puedas adquirir las habilidades necesarias para definir tu marca personal, darla a conocer a través de internet e integrar herramientas que te ayuden a ofrecer mejor calidad en tus servicios, ganando en rentabilidad.

¿Te unes a nosotros? Inscríbete en nuestro curso.

 

Opt In Image

Protección de datos: Odiamos el spam tanto como tú.

Jesús Garrido García

Pediatra autor de mipediatraonline.com , la web de divulgación en salud infantil destinada a los padres con más de 1millón de visitas al mes y más de 1.500,000 seguidores en FB.

Para qué necesita un sanitario estar en internet

Leave a Reply